El 2015, no fue nada agradable para el comediante estadounidense Bill Cosby, quien lo despidió de una manera muy desagradable.
Y es que un juez en un pequeño tribunal de Pennsylvania impuso el pasado miércoles una fianza de 1 millón de dólares Bill Cosby después de que fuera imputado de un cargo de agresión indecente agravada en relación a la presunta violación de una mujer hace 12 años.
Ataviado con un suéter y con la ayuda de un bastón, Cosby entró acompañado de su esposa Camille al tribunal del municipio de Elkins Park, donde se le leyó el cargo en su contra, sobre el que declinó pronunciarse. Además de la fianza, se le obligó a entregar su pasaporte y deberá volver a comparecer el 14 de enero.
Según People, el comediante de 78 años pareció desorientado a lo largo de la vista y estaba constantemente moviendo sus dedos. Al término de la audiencia, el juez le deseó buena suerte, a lo que el acusado replicó “gracias”.
Tras la imputación de los cargos y salir del tribunal en medio de una nube de cámaras, Cosby se dirigió a la estación de policía local para depositar el 10 por ciento en efectivo de la fianza.
El caso criminal abierto contra el también actor parte de las acusaciones de una exempleada de la Universidad de Temple, Andrea Constand, quien asegura que el acusado la drogó y agredió sexualmente durante un encuentro en 2004.
Entonces, las autoridades consideraron que no había suficientes pruebas para abrir un caso en contra de Cosby, pero ahora aseguran contar con evidencias “firmes”.
La mujer consideraba a Cosby “un amigo y mentor” que en dos ocasiones le hizo insinuaciones que ella rechazó. En una tercera ocasión, el comediante le hizo ingerir unas píldoras que la dejaron inconsciente y le impidieron negarse a mantener relaciones sexuales, según la fiscalía.
Esta es la primera vez que el protagonista de la legendaria serie de los años ochenta The Cosby Show, que era considerado un ejemplo de padre gracias a su personaje de Cliff Huxtable en ese programa, es imputado después de que su reputación se desplomara en los últimos años por la aparición de un torrente de acusaciones de que drogaba y abusaba sexualmente de mujeres.
Hasta la fecha 50 mujeres han acusado al artista, quien ha rechazado las alegaciones, hasta el punto de demandar a varias de ellas que, a su vez, lo habían demandado.